Fotografías del Patrimonio de Dúrcal: por la Ruta de los Molinos.

Hola buenas tardes a todos. Como cada viernes me siento un rato a escribir e ir recopilando aquí mis fotografías de mi cuenta de instagram. De monumentos es verdad que no tengo muchas, ya que suelo hacer fotos también de otras cosas (conciertos, selfies, etc.).

Hice un día la Ruta de los Molinos, muy cercana al río, cuando vivía aún en Dúrcal (Granada). Hice al menos algunas fotos del Patrimonio Cultural, Natural e Histórico de esta zona del municipio donde me crié. Quizá Dúrcal no sea precisamente un pueblo monumental significativo a nivel histórico y artístico, como Baeza y Úbeda por ejemplo. Por eso quizá se puede encuadrar dentro de esos pueblos poco visitados, y con recursos poco conocidos.

Pero sí que tiene su historia y sus elementos patrimoniales del paso de los siglos, como uno de los pueblos del Valle de Lecrín, comarca por la cual han pasado varias civilizaciones al estar entre la ciudad y la costa. De hecho, este valor yo lo quise enfatizar en mi Proyecto Final de mi Experto en Itinerarios Culturales. En él hice mi inventario de Bienes Inmuebles desde la época romana hasta la industrialización del siglo XIX.

La primera fotografía es de un antiguo molino hidráulico que fue el “Restaurante El Molino”, y Museo de la Cocina Tradicional Andaluza. Hoy está en desuso y abandonado lamentablemente.

11085075_934424946601951_1263941922_n

La siguiente fotografía es del Puente Romano como es popularmente conocido, que está más adelante de este Molino. Pero lo cierto es que es de origen medieval. Aún está firme para caminar por él o pasar incluso con un vehículo.

11098313_1010837955602597_174869239_n

Y la tercera y última fotografía es siguiendo la ruta más a la derecha, detrás del Restaurante Chambao “El Vizco”. Y es esa imagen histórica, de los puentes que representan el paso del tiempo en Dúrcal. El puente de hierro del siglo XIX (conocido como “Puente de Lata”) por donde pasaba el tranvía, y el de la actual autovía que une Dúrcal con Motril y Granada. Hay otro puente “intermedio” en el tiempo, que es el de la carretera antigua de Dúrcal y se sitúa a un nivel más bajo. Pero en esta fotografía no fue posible captarlo.

11111422_881492038575716_451323274_n

Espero que os gusten aunque las imágenes no sean de gran calidad. Hasta otro post de mis fotos comentadas.

Advertisements

Patrimonio “olvidado”: los paisajes rurales

Para continuar con mi serie de posts  sobre el patrimonio “olvidado”, y difundir esos elementos patrimoniales que hay en pueblos y son poco conocidos o que “pasamos por alto”, voy a dedicarlo hoy a los paisajes rurales.

Ese campo que rodea al pueblo, sus caminos, su vega y sus terrenos donde aún quedan dueños que los mantienen para sembrar sus hortalizas, o tener simplemente su cortijo. Porque es suyo, les pertenece, es su campo y no se les puede arrancar así porque sí.

Y es que, en las poblaciones colindantes con la ciudad, cada vez se está perdiendo más su vega, como es en Granada. Gracias a nuestra cultura cada vez más urbanita de construir y construir y por necesidades industriales e infraestructurales. Y al final, mucha gente ve más rentable vender para construir que seguir manteniendo su campo, que al final son costes.

En este caso en Ogíjares, que es la localidad granadina donde vivo actualmente. Concretamente, voy a compartir fotografías del Camino de la Zubia y sus alrededores.

En esta primera fotografía, se puede ver ese camino con la localidad de La Zubia al fondo. Un camino rural tranquilo donde hay algunas viviendas, pero por el cual se hace difícil andar porque están continuamente circulando coches para ir de una localidad a otra. Es uno de los enlaces para no tener que salir a la autovía y entrar en el otro pueblo. Se pueden apreciar casas adosadas que se han ido construyendo en los últimos años, y de fondo el paisaje de Cumbres Verdes.

IMG_20180405_194434_117

En esta segunda fotografía, se muestra uno de los terrenos de almendros que hay en la zona. Un paisaje precioso del patrimonio agrícola de la localidad. Al fondo se puede divisar la torre de la iglesia de Santa Ana en Plaza Baja (Ogíjares).

IMG_20180415_191024_099

Por último, uno de los almendros en flor de cerca (este de otro terreno diferente). Para que veamos la belleza de las “pequeñas cosas” que tenemos a nuestro alrededor, en nuestro paisaje y naturaleza, y que ojalá nunca se pierda ese patrimonio natural que ofrecen los paisajes rurales.

IMG_20180405_194434_118

Hasta otro “capítulo” de nuestro patrimonio “olvidado”.

 

Susana Cano Agramunt.

Patrimonio “invisible”: acueducto árabe de Otura.

Hoy quiero empezar a compartir esos resquicios de lo que yo llamo “Patrimonio invisible”.

Y es que, en los pueblos de cada provincia siempre hay algo que desconocemos de su pasado. Algún puente, torreón, etc., de siglos atrás y dado a su olvido por muchos, pueden algún día desaparecer.

En este post con el que comienzo una serie de publicaciones (posiblemente interminable), os comparto una foto de lo que es el acueducto árabe de Otura (Granada):

Yo lo conocí casualmente cuando llevaba a mis pequeños (gatos) a la residencia de animales de dicha localidad. Pasado el supermercado Mercadona a mano izquierda, por esos caminos rurales que llevan hasta la residencia.

De repente voy en el coche, y veo a la izquierda esta construcción, en medio de terrenos de olivos y otros árboles propios del lugar. Se trata del Acueducto del Arco. El único monumento civil de Otura. Data posiblemente de los siglos XII y XIII. Su construcción es de estilo mudéjar, destacando un arco más grande que otro. Aún continúa conduciendo las aguas de la acequia de la localidad. Su localización exacta es el Arroyo de la Calera.

La foto está tomada en invierno y quise darle ese toque nostálgico. Que se conozca, que permanezca en el recuerdo esa pequeña pieza de nuestra historia. Sé que no es muy buena foto. Espero hacerle mejores fotos de más cerca.

Acertada decisión del ayuntamiento local que lo protege y realiza labores de limpieza y mantenimiento.

Continuará…

Enero de 2018: Escapada de un sábado a Córdoba

Bueno pues hace ya tiempo que no publico nada (qué novedad) y ya estamos en 2018 (si y ya en febrero. Si me descuido un poco más, me da el Domingo de Ramos…).

Pues yo me propuse entre mis propósitos de año nuevo, disfrutar más del tiempo libre. Y hace unas dos semanas, hice una escapada a Córdoba.

Aprovechando el mes de enero, invernal sin la sofocante calor veraniega en una ciudad como Córdoba (que en julio de 2016 cuando vi a Scorpions, no era muy divertido andar a 45º a la sombra…), pues dí un mas que agradable paseo por su casco histórico, la Judería y alrededores de la Mezquita y el Puente Romano (así, sí que apetece).

Siempre es un placer visitar ciudades como Córdoba, y respirar su legado de las tres culturas por sus calles. Recomiendo totalmente a quienes se encuentren cerca, aprovechar un sábado en estos meses y visitarla. Dar un paseo por el centro, comer en algún rincón típico de la Judería por ejemplo, ver la Mezquita y pasear y tomar café de nuevo en el centro, antes de volver a la ciudad de procedencia (en mi caso, Granada).

Y por supuesto, una no se puede ir sin echar sus fotos. Aquí las comparto y espero que gusten:

Nuestro patrimonio, nuestra identidad y unidad

Hoy quiero dedicar este post a nuestro patrimonio histórico. En estos tiempos que corren, con quienes piensan mas en lo que nos separa (que es poco), que en lo que nos une, me viene a la cabeza mi sentimiento de nostalgia y temor a que se pierda nuestro patrimonio.

Y es que, la historia nos da lecciones de lo que no hay que hacer, y de las barreras a superar en una sociedad moderna.

Nuestro país, España, rebosa en diversidad y a la vez en unidad. En cada comunidad se ve su patrimonio monumental tan particular. En Galicia sus hórreos, su Catedral de Santiago… Cataluña y su maravilloso románico y modernismo, Castilla y León, Andalucía, etc.

Cada cultura nos ha dejado su huella, pero la historia y el tiempo nos unió, y además tenemos una de las leyes mas proteccionistas y unionistas que es la Ley del Patrimonio Histórico Español, que ampara a las de las comunidades autónomas, donde se matiza la particularidad de cada una.

Somos diversos, pero nos unen muchas cosas como estas que comento, que forman parte de nuestra identidad y a la vez unidad. El patrimonio material e inmaterial (las tradiciones y costumbres, enriquecidas e influenciadas unas a otras).

España tiene hoy dia sus símbolos, como son los monumentos o tradiciones. Todos los identificamos como nuestros y nos orgullece. No quiero crear polémica, tan solo expresar mi opinion. Ya que es mi rincón de imágenes y palabras.

Yo particularmente no puedo concebir un país al que ya no le pertenezca (políticamente que no real) uno de sus símbolos, que segun la ley y sentido común nos pertenecen a todos.

Desde aquí comparto el de mi tierra, y el de la Humanidad: la Alhambra.

I love Avalanch

Bueno pues como dice el título de este post. Si. Amo a Avalanch. Un grupo que descubrí cuando me adentré en el Heavy Metal en mi adolescencia, y hasta ahora no he podido ver en directo.

Me encanta cada disco diferente. Pero por supuesto El Ángel Caído es la gran joya de su discografía. Toda una alegoría musical de power metal y letras increíbles. Este año se ha reeditado dicho disco después de 16 años, y con nueva formación bajo la dirección del fundador del grupo, el gran Alberto Rionda. Forman ahora “All Star Band” grandes músicos del panorama del metal internacional, el genial batería Mike Terrana (Rage, entre otros), el espectacular bajista Magnus Rosén (Hammerfall). A la guitarra no podía ser otro que Jorge Salán (Saratoga) y como vocalista el sorprendente Israel Ramos (Alquimia, otro proyecto de Alberto Rionda). En definitiva una banda de lujo que promete muchos éxitos sin duda. Mucha gente se queda aún alucinada cuando les digo quienes componen ahora Avalanch. Y no es para menos por los mencionados artistas.

Cuando salió el nuevo disco de El Ángel Caído, tuvo sus críticas porque “no era lo mismo sin su vocalista Víctor García”. Pero a mí personalmente me encanta la voz de Isra  (que lo descubrí con los discos de Alquimia) y me pasé todo el verano escuchando y cantando el disco (en casa, en el coche…). En cuanto supe que en su gira en España incluían Granada, me tiré como loca a por la entrada.

Como dije, me gusta mucho la voz nueva, me parece una voz masculina melódica muy versátil para estilos como el de Avalanch para cualquiera de sus canciones (no soy una erudita pero he escuchado mucha música, y la he estudiado en parte en Historia de la Música en mi carrera y en clases de solfeo de pequeña aparte del colegio). Podría presumir de tener un oído sensible a la música, de tocar de oídas con un teclado muchas canciones…pero por centrarme en otros estudios y demás no me dediqué a una carrera musical. Pero bueno esto es más personal y da para otro post que aquí no viene al cuento.

Estoy muy de acuerdo con lo que él mismo dijo en alguna ocasión en sus vídeos. Y es que cada cantante es diferente, no es peor ni mejor. No se puede pretender que dos cantantes canten igual. Pueden tener un registro parecido en clave aguda o grave, pero el timbre “igual” ya sería imitación. Y un artista no debe de hacer eso (de eso ya se encargan los participantes de talent shows…). Y como gustos, colores. Te puede gustar unos más que otros claro que sí.

Y por fin, llegó el ansiado día. 27 de octubre de 2017, en Sala El Tren (Granada). Y bueno aquí está la prueba, me lo pasé genial en las dos horas de concierto gritando las canciones “de pe a pa”, donde no faltó la interactuación de todos con el público, los solos de batería, guitarra, actuación en acústico…¡e incluso Isra se puso a cantar en la escalera de la sala y nos dijo que nos acercáramos a acompañarle! Entonces los allí presentes nos acercamos a saludarle mientras cantaba. Me parecen unos detalles de muy agradecer por parte de un grupo musical, para con su público. Se nota que disfrutan y quieren hacer a los demás partícipes de dicha diversión.  Una noche sin duda para recordar. Y bueno, esperando otra ocasión para verles.

El tiempo segun tienes gato

El tiempo pasa tan rapido que no nos damos cuenta. Pasan los dias y los meses… Y desde junio no publique nada. La verdad…pasan tantas cosas a ritmo tan precipitado que cuando ocurren y las disfrutas no da tiempo a contarlas por un blog por ejemplo.

Tengo otro gato. Parece que fue ayer cuando Mini llegó. Y ahora ya tiene un hermanito. Yo antes de mas joven y niña no era gatuna. Pero la verdad es que cuanto mas tiempo pasas con estas adorables criaturillas peludas, mas tiernas te parecen…Y disfrutas del tiempo junto a los tuyos y con tus gatos. Este pequeño es Kiko.

Lo miro y lo cuento.